Ajota.es

Musica, cultura y noticias de actualidad

El piston del motor de un coche y su desarrollo 2 octubre, 2020

Con el pasar de los años los motores de los vehículos han atravesado grandes cambios, incluso sus piezas, aún siendo tan sencillas como el pistón. La función principal de tal componente, es servir de pared móvil a la cámara de combustión, de esa manera transmite la energía de los gases que allí se generan hacia el cigüeñal.

Los motores de ahora tienden a sobrealimentarse con mayor par motor, cilindradas más altas, muchas válvulas, etc., para incrementar su potencia; y con ello es inevitable que las demandas al pistón sean mayores. Entonces, para amoldarse a los cambios, los pistones han tenido que rediseñarse considerando los materiales de elaboración, la reducción de la fricción, procesos de manufacturación, entre otros aspectos, para que así soporten el ritmo de trabajo.

Diseño del pistón

El pistón está constituido por nueve partes: la sección superior es la corona y le siguen las ranuras de los segmentos, que es donde se colocan los anillos del pistón y la zona que sobresale de dichas ranuras se le conoce como tierra. Después se encuentra el orificio del pasador y el bulón que conecta al pistón con la biela; a su alrededor hay pines que sujetan sus extremos y, por último, la zona inferior es la falda.

Tipos de pistones

Fundidos: son pistones moldeados con una aleación de aluminio fundido que se vierte en moldes de acero; solo se requiere de un paso mecanizado para obtener la pieza. A tal proceso se le conoce como coquilla por gravedad, que controla el espesor y la forma de la pared, y es bastante caro.

Forjados: se les da forma por medio de un molde que se cubre de aluminio y posteriormente se expone a una presión de más de 2.000 toneladas, con el fin de eliminar las impurezas y los poros que perjudican su fiabilidad y rendimiento. Por su compresión, se han convertido en los pistones más fuertes.

De aluminio: son los pistones más comunes por su sencillo proceso de elaboración y por lo económico que resulta. Se obtiene vertiendo en un molde una aleación molida (aluminio fundido o forjado), por lo que son muy ligeros y disipan mejor el calor; gracias a eso se facilita enormemente su funcionamiento frente a altas compresiones.

Todo esto demuestra que cada pieza, hasta la más simple y pequeña, tiene un papel muy importante. Cuando no se les dan los cuidados pertinentes, es posible que se dañen seriamente y afecten el funcionamiento de otros elementos. Así que, ante una situación irremediable, vender un coche al desguace es una alternativa muy oportuna.

Categorías: Sin categoría

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.